Cómo pintar una habitación: cosas a tener en cuenta

Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Facebook0Share on Google+0Print this page

Un pilar fundamental a la hora de decorar el interior de tu vivienda, sea nueva o no, es la pintura. Un color bien escogido puede dar un vuelco entero a la apariencia de una habitación.
Pero no sólo hay que pensar en lo estético sino también en lo práctico.

pintar habitación juvenil

Un color oscuro restará claridad a la habitación y por tanto necesitarás más iluminación, lo que conlleva un mayor gasto de energía y su consiguiente aumento en la factura de la luz. Por lo contrario, un color claro proporcionará más luminosidad a la habitación y te dará la sensación de que es más amplia, a parte de un ahorro energético considerable. Y no sólo esto, los colores también tienen un papel fundamental en el ánimo de las personas siendo los colores claros los más alegres. Muchas personas prefieren los colores llamativos o chillones, sobre todo para zonas como la cocina para aportarle un toque más alegre fuera del frio y clásico azulejo.

El apartado de la pintura es una pequeña obra que puedes hacer tú mismo con un poco de actitud y sin necesidad de contratar a un pintor profesional, que supondrá un gasto económico mucho mayor. Bueno, hay que ser justos con los pintores… probablemente el acabado de un pintor profesional sea mejor que el nuestro (jeje) pero si tenemos ganas y actitud, la habitación nos quedará estupendamente, no tendremos ningún problema y, además,  habremos gastado muy poquito. Nosotros hemos pintado la habitación principal, sin tener experiencia ni conocimientos previos, y estamos encantados con el resultado. No obstante, si tenéis alguna duda, podéis consultar este vídeo y otros que podréis encontrar haciendo búsquedas sencillas.

ideas para pintar habitación

Los colores claros y alegres son adecuados para las habitaciones de niños pequeños, combinando estos colores en cada una de las diferentes paredes y comprando muebles a juego para que les resulte más agradable y haya un contraste de tonalidades.

Volviendo al tema de la luminosidad, otro papel importante son las cortinas, un elemento que a parte de adornar también da privacidad pero que es un obstáculo frente al paso de la luz hacia el interior, por eso unas cortinas finas y de tonos claros dejarán pasar bastante luz a la vez que te ocultan de vecinos y otras personas.

Últimamente hay un producto que está eclipsando a las cortinas, sobre todo en las habitaciones y también cocinas. Estos son los estores, unas láminas lisas que se suben y bajan como persianas. Son de muy fácil montaje y puedes escoger el color que más se adecue a la decoración de tu habitación.

Los estores y las cortinas que tengamos o que vayamos a comprar, han de estar en sintonía con la pintura, por cuestiones como la luminosidad o como las sensaciones espaciales (si la habitación es pequeña, unas cortinas oscuras o largas y si las paredes son muy claras, por ejemplo, probablemente nos den la sensación de que el espacio es menor).

Debemos ir jugando con los elementos, haciendo pruebas, y asegurando en todo momento, antes de hacer ningún gasto, que es combinar tal o cual cosa con la habitación es la opción que más nos gusta e interesa.

 

 

Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Facebook0Share on Google+0Print this page

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *